La verdad incómoda

Yo siempre pensé que las relaciones se complicaban porque las personas no son sinceras una con la otra y que si uno es abierto sobre lo que quiere y espera se podía evitar el drama que trae ese desencuentro de expectativas de cada uno. Lo cuál es una rocasa total.

Lo comprobé la vez que salí con un chico que me caía muy bien. Nos pusimos ha hablar de todo, hasta que llegamos a la parte donde cada uno da su opinión de las relaciones y porque miércoles se complican tanto. Parecíamos estar de acuerdo en lo mismo: Que no queríamos nada serio y que etiquetar las cosas desde un principio era como ponerle una bomba de tiempo a la relación, que mejor comenzaba como una amistad, entre otras frases que pensé que lo relajarían, que le haría ver que no soy una loca desesperada que busca tener novio a como dé lugar.

En mi mente, se me había ocurrido que si era sincera de arranque y le hacía ver que compartíamos la misma visión sobre las relaciones, entonces iba a apreciarme mejor y no iba a dudar tanto en tener algo fácil y simple, sin compromisos de ningún tipo. Bueno, pues les diré que caí en un error muy grande al pensar que un hombre se iba a aliviar de tener al frente a una chica que no se hace problemas. Eso es una gran mentira. Los hombres, por lo general, y sobretodo el peruano común y corriente, se muere de pánico de una chica que le dice que no quiere compromisos. En su mente, y no es por despreciarlos ni nada, pero vamos, tienen todavía metidas una serie de inseguridades sobre las mujeres que somos mas libres a la hora de elegir pareja, ¿no?

Porque de lo contrario, aquel brote de sinceridad me hubiera asegurado una relación fácil, divertida, sin compromisos. No otro drama más en mi récord.

Pero en vez de dedicar todo un post a quejarme sobre el peruano promedio (porque haré incapié que si le dices lo mismo a un gringo, no la piensa dos veces, eso está comprobado), he decidido aceptar que mi sinceridad no es bien recibida, y para tener algo parecido a una pareja, tengo que dejar eso un poco de lado y no ser tan directa.

En vez de decir cosas como “no quiero tener novio” o “no quiero tener algo serio”, pensar en decir lo mismo de una forma menos cruda, por decirlo de alguna forma. Por ejemplo “me gustaría tener algo y ver como van las cosas”, tal vez sería una versión mas ligera de lo mismo, algo mas digerible y que no cause reacciones tan extrañas como las que experimenté en aquella oportunidad con ese chico al que ya no he vuelto a ver.

2 Respuestas a “La verdad incómoda

  1. La gente, los jovenes hoy dia se complican demasiado. no piensan al momento de tener una relación que tuvieron una vida antes de EL? amigos, familia, trabajo, estudio? NO?
    dejense de babosadas y compromisos que terminaral al ruedo de 3 meses
    muy de acuerdo contigo amiga.

  2. Lamentablemente el hombre promedio no entiene eso. Saludos y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s