Interés

Hay un consejo que me sirvió mucho para poder discernir entre los hombres que valía la pena tener en cuenta y aquellos que no se merecen ni cinco minutos de nuestro tiempo.

“Si un hombre está interesado, te va a buscar. Va a encontrar la manera de llegar a ti, de hablarte, de llamarte, de ubicarte. Si no le interesas, simplemente no lo va ha hacer”.

Parece simple decirlo, pero cuando alguien nos interesa mucho y nos “llega” nos volvemos ciegas y comenzamos a justifcarle comportamientos. “Es muy tímido”, “Es su forma de ser”, “Está esperando el momento justo” entre otras, o peor aún, comenzamos a culparnos a nosotras misma: “Es mi culpa, yo debí hablarle”, “Lo que pasa es que lo pongo nervioso”, etc, etc, etc.

Son todas excusas normales que nos hacemos para no aceptar la verdad: No le gustas tanto. Si le gustaras tanto como él te gusta a ti, probablemente estaría ahí detrás de ti, preguntaría por ti, te hablaría, haría el esfuerzo. Pero no lo hace y te desesperas. Es lógico.

Lo que no es lógico -pero si comprensible- es que te obsesiones con la idea de ese primer momento en el que hablaron y para ti fue como si se encendiera una velita en toda la oscuridad, esa velita de la ilusión que se formó y no se quiere apagar, por más que te den obvias señales de que ese barco se está hundiendo y tu eres la única tarada que sigue adentro pensando que va a salir a flote en cualquier momento.

Pero tranquila. Hay salida de ese hoyo que tu misma estás cavando. Justamente porque tú misma lo estás cavando. Solo debes repetirte esa frase que escribí arriba, que no es ningún secreto, pero que a veces tendemos a olvidar. Recupera tu autoestima, levántate del suelo y deja de caminar de rodillas. Él no lo vale. Nadie lo vale. Convéncete de una vez que ese tipo es un pobre idiota que no supo apreciarte. Convéncete que vales más, que tu tiempo puede ser mejor invertido en otro lugar que no sea el de la frustración constante. Sal de una buena vez de ese círculo vicioso. La gente no cambia. Él no va a cambiar.

Te parecerá triste al principio, te vas a deprimir, pero luego te vas a recuperar. Cuando menos lo pienses, ese tipo te va a importar muy poco. Vas a verlo tal cuál es y ya no vas a querer su compañía. Y piensa en positivo. El día que conozcas a un hombre que sí vale la pena, vas a recordar a ese imbécil que nunca te dio bola y vas a apreciar más a ese chico que no va a pensar dos veces antes de andar contigo.

2 Respuestas a “Interés

  1. Hola, me llamo Sergio, como veras soy un hombre, y te dire algo que me pasa personalmente, cuando me gusta una chica, realmente me gusta, por lo general lo demuestro, se lo hago notar, y la verdad es que la muchacha no me corresponde en lo mas minimo, por lo general dicen “no sos de mi tipo, me gustaria que seamos amigos, somos totalmente diferentes, o cosas por el estilo”. Como esta este foro, hay foros de hombres comentando las mismas cosas, y por lo que he leido ambos sexos pienzan lo mismo del otro.
    En ambos hablan de la indiferencia como un arma para poner de rodillas a la otra persona, y si te pones a analizarlo es una estupides, las personas que buscamos consejos creo que somos mas o menos todos parecidos, solo no hemos aprendido a lidiar con las personas del otro sexo como para llevar una relacion, o nos cuesta, o nos falta iniciativa, o somos muy timidos.
    Nunca se va a saber como funciona la mente de un hombre o una mujer, por algo obvio, no todas las persona son iguales ni pienzan lo mismo, no todos tienen los mismos gustos ni sienten igual.
    Y en el tema del amor no cambia, me encantaria saber como hacer para gustarle a la chica que me gusta, pero no lo se, capas que como ella me gusta a mi, a ella le gusta otro, yo quiero demostrarle que soy mejor que esa persona, pero ella sigue siega, y seguro que atras mio hay una chica a la que le gusto, pero quiza yo tambien estoy siego de eso, por eso hay que aprender a llamarle la atencion a la persona que nos gusta, y dudo poder aprenderlo en un foro o blog, no se puede, es algo que se aprende con los goles que te da la vida (ni insultando al otro sexo, ni rebajandolo, ni nada, cada persona es un mundo), solo viviendo.

    Ah, y por ultimo, hay tantas mujeres como hombres que solo quieres sexo y luego desaparecen. Y la verdad que aunque los hombres no lo demustren por adentro quedan destrozados.

    • Tienes razón, Sergio. Sobre las relaciones no hay reglas ni normas establecidas, ni roles, ni prejuicios. Al final, esa frase que pongo al inicio del post es como una defensa, una forma de cuidarse de que te hagan daño, pero claro, en algún momento tenemos que confiar en alguien y podemos caer en el juego de una persona que nos perjudica.
      Gracias por darte el tiempo de comentar.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s