Bienvenidos al rito

Sabado. Una de la mañana. Me encuentro en una conocida discoteca limeña. Esta noche me decidí a verme como una verdadera Diosa y para esto he aplicado las estrategias mas duras, penosas, trabajosas y doloras que hay: pestañas postizas, sosten con relleno (no mucho, tampoco me quiero ver como una extra de baywatch), depilación con cera, depilación con pinzas, un exfoliación completa, manicure, pedicure, toneladas de crema para la piel, perfume en lugares estratégicos, ejercicios (esta comprobado que justo despues de hacer abdominales la wata se ve mas tonificada), y por último, comprar un vestido verde que me encantó desde que lo vi.

Así fue como me encontraba el sabado por la noche, parada en la barra, con un chela en la mano, esperando…

Cuando de pronto, en un vaho de humo de cigarro, me pregunté a mi misma: ¿Esperando? ¿Esperando qué?

Esperando ser parte de el mismo ritual que completo todos los fines de semana a la perfección. Sentarse en la barra, esperando que ese idiota con el que cruzaste miradas se decida, despues de 4 chelas seguidas, a sacarte a bailar. Cuantas veces mas me voy a sentar a esperar a que finalmente se decida a hablarme. Si a los 21 años ya estoy cansada de este ritual ridículo, donde el hombre aparentemente tiene la sartén por el mango, imagínense que va a ser de mi vida los próximos 10 años de soltería, que muy provisoriamente, me he “otorgado” antes de asentarme, tener una casa, hijos, y todo eso que uno tiene cuando comienza a llegar a las 30.

No hay nada que me gustaría mas que poder tener la libertad de acercarme al pata que me gusta y plantearle de buenas a primeras que me interesaría bailar con él un rato, y si el también está interesado, pues bien, y si no, seguiré circulando. Sería la cosa mas liberadora que una mujer puede hacer, en vez de sentarse a esperar que él tome la iniciativa.

Pero como siempre, las cosas nunca funcionan como en mi imaginación.
Pasada la una de la mañana una se tiene que enfrentar a una jungla de hombres maltrechos que vienen a sacarte a bailar. Aceptémoslo, la gran mayoría de los tipos que pasada las 2 o 3 de la mañana y no hay ligado con una chica, es porque han tenido que tomarse la barra entera para darse valor o han sido rechazados unas cinco o seis veces. No es por nada que a esa hora, la discoteca se vea atiborrada de parejitas que no viste cuando habías llegado. Exacto. Porque se han formado en el transcurso de las horas en que estuviste conversando con tus amigas, ignorante de que ESE era tu momento de exhibirte.

Pero, ¿que pasaría si una mujer tomara la iniciativa?
Por lo que sé, creo que muchos hombres pensarían que es una fácil. Que le estás planteando otra cosa, a pesar que tu crees que tomar la iniciativa a él le puede parecer sexy, en verdad, a muchos hombres les molesta que una mujer se tome esas libertades. Depende del hombre claro, y de la situación.
De hecho, en otras sociedades, como la argentina o brasileña esas cosas no son tan extrañas. Digamos que son mas abiertos a la relaciones. En cambio los peruanos, somos unos rochosos de miercoles.

Pero muy aparte de esa verguenza que es parte de la personalidad de los peruanos, en general, somos una sociedad machista, donde el hombre es el que DEBE tomar la iniciativa para todas las decisiones.
Así que lo mas probable, con temor a equivocarme, es que te rechacen cuando te acerques a ese chico que te gustó en la discoteca y le plantees muy resuelta que quieres bailar con él. Te van a creer una loca, una fácil.

La única estrategia que nos queda chicas es quedarnos paradas en nuestra mejor pose, rechazar rotundamente aquellos que no nos interese (por mas sola que te sientas, no vale la pena) y si hoy no pasó nada, quizá otro día si.

O comprar un pasaje a Buenos Aires o Sao Paulo.

3 Respuestas a “Bienvenidos al rito

  1. Oh, toy leyendo tu blog y es demasiado interesante! soy de venezuela y aqui las cosas son iguales a las de allá. Pero por cierto, me reí mucho porque justo ayer yo me armé de valor en una fiesta y saque a bailar a un chamo que me traía mal ya. Es que pensé precisamente eso ¿Qué coño estoy esperando? ¿Si quiero bailar con él cual es el problema?… no se que terminó pensando de mi, pero puedo asegurarte que la pasamos muy bien…

    • Hay hombres que no se hacen problemas, pero hay otros que son víctimas de su propia inseguridad y se pierden de oportunidades que solo viene una vez en la vida…
      Te felicito por tomar la iniciativa.
      Gracias por comentar.

  2. Me encanta este escrito!!!! Soy la clase de chica que cuando tiene algo entre ceja y ceja hace lo que sea para conseguirlo – aun a veces la cosas no salen como lo planeo- Esto es un consuelo! Valor Nena!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s