Prejuicios I

Los hombres tienen una tendencia antipática por generalizar cosas sobre las mujeres. Como por ejemplo “todas las mujeres buscan enamorarse”, o aquella famosa “los hombres buscan sexo, mientras que las mujeres buscan amor”.

Yo sé que hay una predispocisión cultural de las mujeres a ser mas proclives a enamorarse, o a “sentir mas”, por decirlo de alguna manera, pero no es cierto que nosotras no podamos (y de hecho conozco a muchas que pueden) simplemente acostarse con alguien y al día siguiente estar limpias de todo apego emocional y seguir con sus vidas de manera normal.

Yo creo que una mujer puede ser distinta dependiendo con que hombre esté. Hay hombres que te provocan hacer cosas, y hay hombres que no, y tan sencillo como eso, aquello de atreverse a tener una “noche de copas” con un hombre y olvidarse al día sigueinte depende tanto del sujeto en cuestión como de la situación en la que estemos…

Recapitulando: En la vida todo depende de cómo, cuando y quién. Todo, mi querida, al final depende de una serie de pequeños factores que nos llevan a una situación dada, la oportunidad precisa y el momento adecuado.

Para enamorarse hay que tener predisposición. Aquello que reza “Me enamoré sin pensarlo” es un floro. Si uno no está esas malditas maripositas en la cabeza, pues no pasa nada. Tiene que haber un terreno fértil para que se de la cosecha, ¿no? De otra manera, las plantas no podrían crecer por arte de magia en un terreno seco, o sin que les caiga agua. De la misma manera, la predisposición para enamorar, tanto en hombres como mujeres, tiene que estar presente.

Yo nunca he podido ser esa chica racional y práctica que está con un chico y no se hace mas paltas. Serán mis genes, pero siempre que conozco a un sujeto prometedor, tiendo a estropearlo imaginando como sería si fuéramos novios. Es una suerte de manía que no puedo controlar. Me siento recontra estúpida y al instante me voy al baño a tirarme agua fría a la cara y tomo un sorbo de cerveza.
Esto me pasa muy seguido, pero ya será tema para otro post. (Ya tengo varios temas acumulados)

La única vez que intenté hacer eso de hacerme pasar por una chica raciona y práctica me salió cuadras. Me di cuenta que si no sentía nada realmente entonces no valía la pena. Felizmente no pasó nada, y puedo contarlo como una anécdota más dentro de mi vida, algo que no tiene mucha importancia. Algo que me sacó fuera de cuadro en ese momento fue descubrir que al sujeto le daba lo mismo estar conmigo que con otra.

Eso nunca lo entiendo. Pareciera que hay hombres que lo único que buscan es acostarse con ALGUIEN, quien sea, no importa si bonita, fea, gorda, flaca, alta, baja, les guste realmente o no, como si fuese una prueba de quien puede con más. De alguna manera, eso me parece muy deprimente. Para ellos no lo és, me imagino. Pero encuentro que es deprimente por el hecho que ni siquiera hay una especie de placer por hacer las cosas, ¿o si lo hay en hacerlo con cualquier cosa viva, te guste o no? ¿demostrar su “virilidad” de alguna manera?
Esas son preguntas que nunca me voy a responder.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s