“Ninguneo”: Arma de Destrucción Masiva

Existe una parte de mi que no lo quiere aceptar, pero muchos de los hombres que me gustaron en mi vida me gustaron por el simple hecho de ningunearme.
Ahora, el verbo ningunear -y creo que es importante decirlo- tiene una connotación mas complicada que simplemente ignorar a alguien. Ningunear, palabrita sacada de NINGUNO, implica que no existe, implica una no-existencia de la persona o cosa a la que nos referimos. Ignorar, por otro lado, implica una existencia de esa persona que preferimos eludir o evadir. Ignorar ya es tomar en cuenta que existo, por otro lado, ningunearme implica que no existo en tu mundo, implica que no tengo la importancia de existir. Imagínense!
Una vez aclarado el concepto de ningunear, puedo decir que ese es un factor que me parece patéticamente irresistible. No hay nada peor -o mejor, como quieran tomarlo- que alguien te ningunee, que eluda tu existencia, que mire hacia otro lado cuando hablas, que cuando lo saludas se pasa de largo. Una táctica cruel, pero efectiva, pues a pesar de un primer enojo, éste es superado por una atracción fatal destructiva, un vórtice de sexualidad en el que caigo, y al caer me llevo a todos conmigo, incluso a veces mi autoestima.
Chicos y chicas, no hagan lo que yo hice. Cuando un chico o chica los ningunea, no vale la pena insistir. Nada bueno va a salir de tratar de EXISTIR en el mundo de esta persona que nos quiere manejar o manipular con estas tácticas tan viles.
Nada bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s